3 Señales De Que No Tienes Depresión: Sólo Estás Rodeado De Imbéciles

Antes de que te diagnostiques con depresión o baja autoestima, primero asegúrate de no estar rodeado de idiotas.

No estoy seguro de quién escribió primero esta frase en la foto arriba (al parecer es una frase de Sigmund Freud), pero me enamoré de ella cuando la leí.

Me encanta porque es muy cierto.

No soy alguien que culpa a otras personas de mis errores, y ciertamente ya no no de mis episodios depresivos y de crisis.

Sin embargo, cuando pienso en todas las veces que dejo que el comportamiento de otra persona me deprima y hiera mis sentimientos, sé que esta frase realmente contiene algo de verdad.

Solo pregúntate a ti mismo, ¿cuántas veces estuviste involucrado con alguien que te trataba como mierda y tú eras el único al final que se sentía herido y deprimido?

Hay personas en este mundo que son imbéciles. Su existencia es solo para hacer que los demás se sientan mal y para derribarlos. Eso es lo que son y lo que hacen. Es su naturaleza y no existe ningún remedio para cambiarlos.

Pero…¿Cómo puedes reconocerlos?

Bueno, si las personas que te rodean poseen las siguientes 3 características, lo más probable es que sean imbéciles y estés deprimido justo por eso.

1. SON RUIDOSOS Y DESAGRADABLE

Nunca me he encontrado con un imbécil que sea tímido y callado. La mayoría de los imbéciles que conozco no son capaces de hablar correctamente y con educación. No entienden el concepto de «dar y recibir» que requiere una buena conversación.

Gritan, interrumpen, monologan, dramatizan y se apoderan de su espacio personal como si fueran los únicos que tienen algo valioso e interesante que decir. Como si todo girara en torno a ellos y fueran las personas más importantes del mundo.

2. SON ATORMENTADORES EGOÍSTAS

Egoísta no equivale a autocuidado. Respetar a tí mismo y cuidar a tí mismo, tus emociones y tu estado mental es algo muy importante y saludable.

Los imbéciles, por otro lado, son solo egoístas. No tienen en cuenta los valores y las opiniones de otras personas porque solo se preocupan por ellos mismos. Tienen la audacia de ridiculizar tus ideas y emociones solo para hacerse más importantes que tu.

3. ESTÁN FELICES VIVIENDO CON SU ESTUPIDEZ

Al decir ‘estúpido’ no me refiero a poco inteligente.

Ninguna persona puede saber todo y tomar decisiones inteligentes todo el tiempo. Tampoco es necesario. Einstein dijo una vez: No necesito saberlo todo, tan sólo necesito saber donde encontrar aquello que me hace falta, cuando lo necesite”

En cuanto a mí, no tengo ni puta idea sobre el fútbol, excepto que a veces es emocionante ver a mi equipo Alemania en un partido importante. Sin embargo, no voy por ahí diciéndoles a todos que soy un genio e incluso trato de enseñarles sobre fútbol y no me siento más listo que el árbitro.

Bueno, imbéciles hacen eso. Están más que entusiasmados por pensar en su estupidez gloriosamente y hablar con confianza sobre algo de lo que no saben nada. E incluso tratando de enseñar a otros sobre eso. Es ridículo y francamente loco.

Pero, ¿por qué los imbéciles nos hacen sentir tristes y deprimidos?

Porque la mayoría de nosotros estamos conectados para ser amables. Nuestros padres nos enseñaron desde muy pequeños a ser amables con los demás, respetarlos, valorar sus ideas y opiniones, y nunca ridiculizarlos o menospreciarlos.

La gente amable siempre es compasiva con los demás. Siempre toman en consideración los sentimientos de otras personas. No son intimidantes. No son ruidosos.

En cambio, son tranquilos, cálidos y respetuosos.

Y los imbéciles nos hacen sentir ingenuos y estúpidos por ser tan amables. Ven tus cualidades excepcionales como defectos y nos hacen cuestionar a nosotros mismos y a nuestros valores.

Todo esto puede llevar a una autoestima destruida que además podría llevar a experimentar sentimientos de tristeza, fatiga, insomnio y depresión.

¿Cómo puedes ayudar a sanar a ti mismo?

Fácil. Se honesto y real contigo mismo y trata de ver a otras personas por lo que son, en lugar de tu versión idealizada de ellas.

Aprender cómo reconocer a un imbécil es el primer paso hacia la curación.

El segundo paso es ser lo suficientemente valiente para actuar. No importa si el imbécil es tu hermano o tu mejor amigo o incluso tu pareja, siempre puedes alejarte de su presencia tóxica por tu propio bien.

Enamórate de ti mismo y cuídate como si fueras el ser humano más excepcional, porque lo eres.

Come bien, duerme bien, emprende un nuevo hobby, cómprate algo que quieras … haz cualquier cosa que te haga feliz.

¡Y nunca más permitas que un imbécil te arruina tu día!

¡Suscríbete a mi newsletter! Te puede cambiar la vida.

4 comentarios en «3 Señales De Que No Tienes Depresión: Sólo Estás Rodeado De Imbéciles»

  1. SVEN: Muchas gracias por tu artículo. Tus reflexiones me ayudan a fortalecerse.Estoy superando un estado depresivo muy doloroso. Se terminó la relación con mi pareja y el separarme de mis dos hijos pequeños,trajo consecuencias muy graves. He estado luchando de muchos frentes.Recien tomo conciencia que el apego casi me destruye. Por favor,sigue escribiendo sobre el tema que me ayude finalmente el poder liberarme. Es MI VIDA y quiero disfrutarla. Un abrazo. Samuel.

    Responder
  2. Gracias..gracias..me viene muy bien tu articulo..pasando por una separacion…donde mi actualmte marido..contesta una demanda..donde expresa que mi estado de salud mental no es la adecuada( por permitir yo) claro todos eso malos mtos.donde me desvalorizó; me etiquetó;me insultaba…etc…gracias..

    Responder
  3. Gracias,me gusta mucho este artículo,si realmente yo estoy bastante rodeada de gente est..,ya he marcado alguna pauta,de distanciamiento,pero yo tengo mucha bondad y en mi interior me dan pena

    Responder

Deja un comentario