Crónicas De Un Padre Separado

Cómo Salir de la Evaluación Médico Forense con un Sobresaliente

“Y pidan un exámen forense de ese señor, la madre y el menor” fueron las últimas palabras de Su Señoría, dirigiéndose al fiscal detrás de ella. “Puede irse”. 

Y me marché. Mi compañera de vida me estaba esperando al fondo de la planta con los brazos abiertos, pero con ojos tristes y preocupados. 

Desde aquel día que pasé la noche en el calabozo de los sótanos de la supercomisaría de Las Palmas de Gran Canaria, no tenemos señales de vida de mi hijo. 

La última vez que le vimos, tenía 5 años. A la hora de escribir este artículo ya tendrá ocho años. Por lo tanto, habrán pasado hasta ahora casi 3 años sin su padre, que soy yo.  

Leer Más

24 Horas Calabozo: Herramientas Mentales según Mi Propia Experiencia con la LIVG

Han vendido a la sociedad que la LIVG no se cuestiona y punto. No importa si es eficaz o no, la cuestión es que siga “alimentando” a los lobbies y siga siendo un buen rédito político… la violencia de género ha acabado siendo el discurso fácil e incuestionable de los políticos.

Yobana Carril

Cuando empecé a escribir este artículo en 2018 – unos días después de mi noche en los calabozos de la ciudad Las Palmas de Gran Canaria, el título era “Cómo Sobrevivir 24 Horas en un Calabozo Tercermundista – Mi excursión “todo-incluido” por los calabozos de Las Palmas de Gran Canaria” 

En ese momento pensé que era un título bastante divertido y provocativo que intrigaría a las personas a leer más.

Al reflexionar, creo que fue un poco simplista y, honestamente, un poco tonto, poco ingenioso y hasta estúpido.

El hecho de ingresar en un calabozo por la Ley de Violencia de Género es una experiencia grave y perniciosa para cientos de miles de hombres inocentes en España. 

Leer Más

La Mediación Familiar es un Engaño 5 Consejos para Padres Separados

Si no te llevas bien con tu expareja, la mediación familiar podría ser una ayuda valiosa en el proceso de separación o divorcio siempre que haya niños por medio.

Y aunque creas que tu ex es gilipollas, te aconsejo que por lo menos lo intentes porque durante unas cuantas charlas con un mediador es posible que encontréis un resultado intermedio pensando en lo mejor para el niño.

A lo mejor te toca encima un mediador que le da dos tortas verbales a la “desequilibrada” de tu ex para que despierte.

Evitar el ego, el orgullo, el odio y el resentimiento no será tan fácil y requiere un esfuerzo brutal de los padres tras una ruptura, pero, en teoría, la mediación familiar suele funcionar cuando hay ciertos conflictos entre exparejas.

Los conflictos son muy normales porque somos humanos y tenemos emociones (si no tienes emociones significa que estás muerto). Un mediador o mediadora puede ayudar a ambas partes a controlar estas emociones, y calmar y hasta resolver conflictos para que mami y papi puedan trabajar juntos por el bien de su niño.

Suena bien en teoría, ¿verdad?

Leer Más